Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2011

La Iglesia, una institución llena de pecadores

Un día alguien, con muy buen criterio, dijo “los más clericales (entiéndase “clerical” como aquel individuo sumiso al clero y a sus directrices – según el Diccionario de la Real Academia Española – ) son los “grandes críticos” de “la Iglesia”, personalmente estoy de acuerd o. La gente ataca a la Iglesia, ¿qué entienden por “Iglesia”? ¿Acaso son las figuras del sacerdote y el obispo, es decir, el clero? Si es así, claramente desconocen en su totalidad el concepto de Iglesia ; por lo tanto me veo obligada a hacer una aproximación, porque incluso entre los mismo católicos existe tal confución. Dice el Concilio Vaticano II que la Iglesia es “en Cristo como un sacramento, o sea signo – según la Real Academia Española signo es el objeto, fenómeno o acción material que , por naturaleza o convención, representa o sustituye a otro – e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano” y, agrega el mismo documento que “El Padre Eterno, por una disposición libé